Apicultores de la Mesopotamia protestan por diferencia cambiaria en la Ruta Nacional 14

Apicultores de diversas áreas de Entre Ríos y Corrientes protagonizaron una significativa movilización en la Autovía «José Gervasio Artigas» Ruta Nacional 14, en el tramo del kilómetro 250. La protesta tuvo como objetivo destacar su preocupación ante la disparidad cambiaria que impacta directamente en la producción y rentabilidad de la apicultura en la región.

En una manifestación pacífica, los productores de miel distribuyeron folletos e interrumpieron el tránsito en un carril de la autovía. Su objetivo principal fue poner de manifiesto la difícil situación económica que enfrentan debido a la brecha existente entre el dólar oficial y el dólar blue.

La raíz del problema radica en que, al exportar su producción, los apicultores deben vender al valor del dólar oficial (aproximadamente $350), mientras que sus costos operativos y materiales se basan en el valor del dólar blue (alrededor de $730). Esta discrepancia está generando serias pérdidas en la rentabilidad de su actividad.

La Gendarmería Nacional Argentina estuvo presente durante la movilización para garantizar la seguridad y el orden en la protesta.

La protesta congregó a apicultores de diversas localidades, incluyendo Chajarí, Federación, Villa Elisa, Gualeguay, Villaguay, Federal y El Cimarrón, entre otras. Su presencia en la ruta buscaba visibilizar su situación y encontrar soluciones a los desafíos económicos que enfrentan en la actualidad.

En declaraciones a Diario Despertar Entrerriano, Mario Smietuch, productor apícola del Departamento Concordia, explicó que gran parte de la producción de miel del país se exporta, representando solo un pequeño porcentaje para el mercado interno.

Smietuch enfatizó la naturaleza pacífica de la manifestación, con la presencia de la Gendarmería para asegurar la seguridad de todos. Además, mencionó que no hubo comunicación por parte del gobierno provincial respecto a su reclamo.

Los apicultores demandan un tipo de cambio más favorable similar al que se otorgó a los productores de soja. La falta de respuestas y la persistente brecha cambiaria están generando dificultades económicas significativas en el sector. La esperanza es que sus reclamos sean escuchados y puedan obtener un trato justo y beneficioso para mantener la sustentabilidad de su actividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *