Bullrich y Rodríguez Larreta en una fuerte disputa: acusaciones de ventajismo y bajeza moral

La tensión entre los candidatos de Juntos por el Cambio alcanza su punto máximo, con Horacio Rodríguez Larreta acusando a Patricia Bullrich de representar el modelo fallido de Mauricio Macri. En respuesta, Bullrich califica a Larreta como «ventajero total y oportunista, capaz de hacer cualquier cosa por un voto».

Rodríguez Larreta afirmó que el modelo propuesto por Bullrich es el mismo que intentó implementar Macri en su gobierno y que fracasó. Según el jefe de Gobierno, la falta de búsqueda de acuerdos con otros sectores del peronismo fue lo que llevó a la breve presidencia de Macri, que duró solo un mandato. Estas declaraciones representan un duro golpe para la dupla Macri-Bullrich. A lo que Bullrich respondió, calificando a Larreta de «ventajero total».

Esta disputa también se refleja entre los aliados de Larreta. Su referente económico, Hernán Lacunza, sostiene que no se puede levantar rápidamente las restricciones al dólar, mientras que el candidato a senador José Luis Espert lo contradice y afirma que el cepo debe ser eliminado por completo.

Larreta defiende una postura de búsqueda de acuerdos, aunque no haya logrado sumar a Juan Schiaretti a la alianza de Juntos por el Cambio. Él sostiene que la polarización impulsada por Bullrich y Macri puede ser efectiva para ganar una elección, pero no permite gobernar a largo plazo. Según Larreta, para mantener un gobierno sólido a largo plazo, es necesario acordar con la mayoría de los sectores políticos, excepto el kirchnerismo.

El jefe de Gobierno critica la falta de apertura de Macri hacia sectores del peronismo durante su gobierno. Asegura que el gran error de Macri fue permitir el regreso del peronismo. Bullrich no tardó en responder, calificando las palabras de Larreta como una falta de ética y oportunismo.

La disputa entre estos dos candidatos refleja las diferencias de enfoque y estrategia dentro de Juntos por el Cambio. Mientras Larreta busca construir una nueva mayoría sólida, Bullrich apuesta por un mensaje fuerte. La pregunta que surge es a quién creerle en medio de esta confrontación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *